Diecinueve entidades, públicas y privadas, han suscrito el Plan de Acción contra el Fraude Financiero para estrechar su colaboración, mejorar la prevención y luchar contra las ofertas fraudulentas y proteger a los inversores 

El objetivo del acuerdo es reducir los intentos de fraude financiero, restringir su difusión promocional o publicitaria y facilitar nuevas herramientas a los consumidores

Habrá autorregulación para limitar la publicidad de entidades no autorizadas y se crearán nuevas herramientas de información a los clientes de entidades financieras

El Plan de Acción establece que se realizarán campañas informativas para advertir sobre las nuevas tendencias del fraude y se fomentará la educación financiera 

Los organismos ponen en común recursos humanos y técnicos y crean canales de comunicación directa para agilizar el intercambio de información

La CNMV ha puesto a disposición de los firmantes una base de datos interactiva para la consulta de las entidades piratas o chiringuitos financieros que detectan la Comisión y otros supervisores extranjeros


El pasado viernes 29 tuvo lugar la firma del Plan de Acción contra el Fraude Financiero (PAFF), un acuerdo histórico entre casi 20 entidades públicas y privadas para luchar contra las ofertas fraudulentas y proteger a los inversores.

Impulsado por la CNMV, el proyecto pretende definir y articular medidas para reducir la capacidad de actuación y de expansión de los intentos de fraude financiero, restringir la promoción o publicidad de actividades para captar nuevos afectados, así como facilitar a inversores y clientes de servicios financieros los instrumentos y conocimientos necesarios para detectar y evitar estas prácticas.

Las acciones que se desarrollarán a partir de ahora persiguen incrementar la seguridad de los inversores, anticipar la detección de episodios de fraude, dificultar su propagación y reducir los efectos perniciosos de estas actividades para ofrecer una mayor confianza a los ciudadanos. 

Los firmantes formarán una comisión de seguimiento que se encargará de evaluar las nuevas formas de fraude que puedan aparecer, proponer nuevas medidas y analizar la evolución de estos fenómenos en nuestro país. En ella participarán organismos del ámbito económico y financiero, del sistema judicial y fuerzas de seguridad del Estado, del sector de los medios de comunicación y la publicidad, entre otros.

Al acto de la firma, presidido por la vicepresidenta primera y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno, Nadia Calviño, asistieron los responsables de todos los participantes en el acuerdo. Son los siguientes: 

1. Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital;
2. Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); 
3. Fiscalía General del Estado;
4. Banco de España;
        La Secretaría de Estado de Seguridad a través de: 
5. Policía Nacional; 
6. Guardia Civil; 
7. Mossos d’Esquadra; 
8. Ertzaintza;
9. Policía Foral de Navarra; 
10. SEPBLAC; 
11. Asociación Española de Banca (AEB): 
12. CECA; 
13. Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN); 
14. INVERCO; 
15. Asociación Medios de Información (AMI); 
16. Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA); 
17. Autocontrol; 
18. Colegio de Registradores; 
19. Colegio General del Notariado.

En la firma del acuerdo tomaron la palabra el presidente de la CNMV Rodrigo Buenaventura, el gobernador del Banco de España Pablo Hernandez de Cos y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz. Todos los participantes intervinieron también a través de un vídeo general. La clausura correspondió a la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.


Accede al vídeo de acto de la firma del Acuerdo.

 

En el ámbito de sus respectivas competencias, las entidades participantes se coordinarán para: 

- Cooperar en la detección de actividades irregulares y delictivas en materia de ofertas de productos y servicios financieros, sean regulados o no regulados, que puedan ser indicativos de un caso de fraude financiero. 
- Limitar o eliminar la publicidad de entidades no registradas para la prestación de servicios financieros o dirigida a la captación fraudulenta de clientes e inversores en medios de comunicación y difusión, buscadores, redes sociales, etc., así como la difusión de sus actividades en los canales citados. 
- Establecer mecanismos de información para inversores sobre los riesgos y posibilidades de fraude.
- Crear canales de comunicación directa entre las partes para cumplir con los objetivos de este protocolo. 
- Establecer mecanismos que permitan la verificación del registro de las entidades que realicen publicidad en medios de comunicación y redes sociales. 
- Realizar campañas informativas y divulgativas para el público en general para informar a los inversores sobre los riesgos de fraude y las garantías de las operaciones con entidades registradas. 
- Desarrollar mecanismos de alertas de nuevas tendencias o fenómenos de fraude detectadas. 
- Fomentar la educación financiera necesaria para mejorar el empoderamiento de los ciudadanos para detectar productos y servicios financieros sospechosos, mediante la información y la educación financiera, la comunicación pública y mediante mecanismos de verificación más sofisticados.

La CNMV ha puesto desde hoy a disposición de los firmantes una base de datos interactiva para la consulta de las entidades piratas o chiringuitos financieros que detectan la Comisión y otros supervisores extranjeros para mejorar las investigaciones sobre ellos, dificultar su acceso a potenciales víctimas y reducir su campo de actuación. 

Al Plan podrán adherirse en el futuro otras entidades, públicas y privadas. Las entidades también podrán suscribir convenios de colaboración para temas específicos.